Por eso digo que le tienen odio. Yo en el noticiero , entre amigos mios , entre kiosqueros , verduleros , gente del laburo , no escuche a UNA sola persona decir creo que la presidenta se confundio con la medida y no estoy a favor de las retenciones. No , no escuche eso.

And if, like me, you tend to run up, down and around city streets rather than in a straight line, you have to log on to Runkeeper afterwards and painstakingly adjust the map of your run. Because its connection to GPS is not constant, Runkeeper has a frustrating habit of assuming that I ran through buildings rather than around a corner. Unadjusted, this has too often made it look like I ran 9K, say, rather than 10K.

Reservada, discreta, hermética, sencilla y natural son términos que describen a la perfección a Xisca Perelló (26), la prácticamente desconocida novia de Rafa Nadal (28) que tanta curiosidad despierta en los medios de todo el mundo y que esta semana ha vuelto a estar de plena actualidad. El pasado sábado, la Fundación Rafa Nadal celebró su primera gala internacional, en París, y la pareja ejerció de anfitriona. El megaevento elegido para escenificar su unión: una gala benéfica para recaudar fondos ante más de 400 invitados, en el Hotel Intercontinental Paris Le Grand y rodeados de la familia del campeón.

Esos minutos de dominio luso dieron paso a una fase de superioridad serbia representada por Mitrovic. El delantero del Fulham se asoci a las maravillas con Kostic y entre ambos metieron el miedo en el cuerpo a la zaga del equipo de Fernando Santos. La corpulencia de Mitrovic fue un quebradero de cabeza para los jugadores portugueses.

Necesitas información y apoyo y ella se limita al «tú misma». En una de ellas me inseminó el Dr. Ramos (un impresentable de cuidado, antipático, maleducado y que te trata como si fueras un número) Luego me pasaron con Santaolaya para las icsi, y sí, dicen que muy majo y tal (conmigo es majo, la verdad) pero lo que no se puede hacer es tener esa falta de tacto que tienen cuando tú estás destrozada psicológicamente, dejándote una pasta que no tienes, esperando horas (literalmente) en la sala de espera cuando tu tiempo es oro (no solo el de ello; una falta de respeto al paciente increible) encima para que luego la consulta dure 5 minutos y hala!!!!!!!!!!, la siguiente!!!! (como si fuésemos cerdos al matadero; así me siento yo).

Hay que decir que aunque también está preparado para peatones, por allí íbamos prácticamente nosotros solos, y este no es ni tan bonito como el Brooklyn Bridge ni el paseo es tan agradable debido a que el metro pasa cada pocos minutos por ese mismo puente con un ruido ensordecedor que no haces más que desear llegar al otro lado. Merecieron la pena las vistas y fotos del Brooklyn Bridge desde allí, eso sí. Pudimos contemplar hasta un campo de béisbol desde el puente..