Después, fuimos con el metro a «Serdika», donde dimos una vuelta por los restos romanos que hay dentro y alrededor de la estación. No esperaba encontrar restos romanos en Sofía, y debo decir que me sorprendieron. No obstante, no esperéis un complejo monumental como los que hay en la Península Ibérica o Itálica.

Está claro que hay veces que no queda más remedio que abrir el campo se prologa el técnico del Atlético de Madrid pero el primer pensamiento para atacar tiene que estar en los mejores jugadores del equipo, el goleador y el que te hace jugar mejor. En nuestro caso, Koke y Griezmann. Si como centrocampista empiezas primero a pensar en Juanfran, en Filipe, en Giménez, en Savic, en Godín no solo retrasas el ataque, también pierde tiempo el mejor nuestro.

El director comercial y de marketing de LaLiga. Juan Carlos Díaz, LaLiga reconoció que «es un honor» alcanzar este acuerdo que permitirá que la compaía alemana aporte «toda su calidad técnica al balón, que es un elemento tan importante en la competición». «Estamos convencidos de que este acuerdo será muy fructífero para ambas compaías y nos permitirá continuar enfrentando nuestros desafíos futuros», aadió en un comunicado..

Con el cierre de listas, algunos de los que reclamaban lugares para la Legislatura bonaerense quedaron heridos. Pero al ceder nombres, pidieron cargos en un posible futuro gobierno. No solo reclaman áreas de gestión en el gabinete provincial, sino también en el nacional.

Pahío nació en San Pelayo de Navia, cerca de Vigo, en 1923. Hizo sus primeras armas en el equipo de su localidad natal y en el Arenas de Alcabre, donde evidenció su buen disparo con ambas piernas y, sobre todo, su letal remate de cabeza. Y a fuerza de goles, Pahío llegó a las filas del Celta.

Más tarde aparece Artemisa, diosa de la caza y la luna, reclamando a Atenea la protección que brindaba a Seiya pero Atenea transfiere el mando de la tierra a Artemisa a cambio del perdón de sus santos.Los santos de oro son castigados (a excepción de Aioros de Sagitario) por los dioses, sellando sus almas a una estatua en el Santuario. Cuando Seiya llega al Santuario, Jabu, Ichi y Shaina le informan que el Santuario ha pasado a manos de Artemisa. Seiya y los otros santos inician una feroz batalla para salvar la vida de Atenea quien ofrece su sangre para prolongar la existencia de la humanidad.Los guerreros que estan al mando y protegen a la diosa Artemisa son los denominados Angeles Celestiales,Touma de Icarus,Odisseus y el angel Theseus.Luego que los tres guerreros celestiales Thesseus, Odisseus e Icaro (T son derrotados, tras duras batallas, ya que son enemigos realmente poderosos, Seiya encuentra a Atenea y entre ellos se cruzan palabras de sus sentimientos, pero finalmente Atenea pide el báculo de la tierra a Artemisa para «matar a Seiya», pero él no se opone, diciendo que su vida es de ella, y que puede quitársela si así lo quisiera.