«Entonces, más allá de eso, como hija única de mi madre, quiero que ella se recupere de todo esto y que no caiga, que no sufra depresión. Y mi marido es un hombre tan adorable, sé que todos necesitas tener su duelo, pero quiero que sea feliz, quiero que tenga una familia. Sé que ahora nosotros lo somos, pero no hay parte de mí que no quiera que viva el resto de su vida extraando a su mujer.

Hacía un calor insufrible. Fuimos paseando hasta la tumba de JFK, punto central del cementerio. Daba gusto ver lo bien cuidado que estaba este cementerio y la sensación de paz que te invadía al recorrer sus caminos con las tumbas a ambos lados primorosamente alineadas.

El gran acierto de Nike no fue promover productos deportivos sino todo un estilo de vida. Y, en este caso, hacerlo asociado a una de las máximas figuras norteamericanas del deporte. Nike, con Michel Jordan, mostraba un estilo de vida, moda y forma de practicar un deporte.

Hola!!! Pues yo estuve en Marruecos por mi cuenta con mi familia y la verdad es que, aunque ya hace algunos aos, no tuvimos el más mínimo proeblema. Las carreteras no eran malas (salvo agunas zonas donde sí eran caminillos de tierra y te encontrabas de vez en cuando algún autobús que ocupaba toda la calzada pero bueno, no había problema) y la verdad es que ibas solo casi todo el tiempo en cuanto te escapabas un poco del bullicio de las ciudades. Nada que ver con otros países similares..

Jayson Tatum registró 11 de sus 15 puntos en la primera mitad para los Celtics, que se fueron a la pausa por el Juego de Estrellas inmersos en una racha de tres derrotas. Pero volvieron con una excelente victoria fuera de casa. Boston tomó el control al superar 38 21 a los Pistons en el segundo cuarto..

Cuando podríamos pegar un buen «zarpazo» a LAS GRANDES PARTIDAS PRESUPUESTARIAS. 58 58 48 De presupuestos tendríamos que hablar y mucho. Mire Ud: No me hable de malgastar dinero cuando Defensa presupuesta el pienso, heno y viruta para los 165 caballos de la Guardia Real por casi un millón de euros para menos de ao y medio.

Tenemos que hacer cola durante un rato para que nos den una mesa. Cuando llega el momento acompaamos al camarero por el laberíntico restaurante hasta nuestra mesa que da la casualidad de que está pegando al bao. Nos conformamos con tener hueco para dejar todas las bolsas así que no hay problema.

Para Fernando, la falta de respuestas de Ferrari, donde siempre ha viajado en inferioridad de condiciones con el Red Bull de Vettel, primero, y este ao con los inabordables Mercedes le ha obligado a cambiar de aires. Porque el tiempo se agota y su carrera se encuentra ya más próxima a su final. Y la espina de ganar un Mundial con un grande sigue estando clavada.